EL IDH DEL 2022

Leyendo el Informe Mundial sobre el Desarrollo Humano 2020

viernes, 20 de mayo de 2022 · 00:00

Leyendo el Informe Mundial sobre el Desarrollo Humano 2020, he podido comprender las enormes asimetrías que tienen nuestras sociedades y particularmente, el norte con el sur del planeta e incluso del México del norte con el del sur. El Índice de Desarrollo Humano (IDH) es un indicador elaborado por el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD), que busca medir el desarrollo humano de un país. Considero que es un documento necesario para poder diagnosticar los problemas que enfrenta nuestro querido México.

El Informe se centra en la forma de garantizar el desarrollo humano comenzando con una relación de los logros, desafíos y esperanzas, relacionados con el progreso humano y sugiere las políticas nacionales y las estrategias clave que permitirían alcanzar un desarrollo humano básico para todas y todos. Estos informes anuales ofrecen una explicación independiente, analítica y basada en datos "duros", empíricos, sobre los principales problemas, tendencias y políticas en el ámbito del desarrollo. El IDH es un indicador nacido de la mano del Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) que mide el nivel de desarrollo de cada país atendiendo a tres grupos de variables relacionadas con la esperanza de vida, la educación y el ingreso per cápita.

Este tipo de metodologías, como la del PIB (Producto Interno Bruto), son menospreciadas por nuestro presidente AMLO. Fueron, eso sí, argumentos para sus tres campañas presidenciales. Criticando siempre a sus antecesores, pues prometió entonces, que lograría que el PIB tuviera un crecimiento del 6% anual durante su sexenio -y cuando ya en el inicio de su mandato entramos a recesión antes de la pandemia COVID 19-, dijo que ese indicador no era útil y que construiría su propio indicador mexicano.

Pero hay indicadores como el IDH y el PIB que son mundialmente aceptados, aunque no le guste al presidente AMLO. Son herramientas de análisis político que reflejan la realidad de los países, de los estados y de las ciudades. Consideran desde su inicio en la ONU hace 32 años, las prioridades de la gente, las capacidades de los países, identifican desigualdades y miden el progreso, como instrumentos de medición del bienestar humano y como desencadenantes de acciones para el cambio hacia una sociedad más igualitaria.

El documento señala que en IDH, México tiene una calificación de 0.767 en una escala de 0 a 1; el país con mejor puntuación fue Noruega, con 0.954, y la peor fue la de Nigeria, con 0.377. Con el IDH hemos podido también medir que los estados del Bajío-Occidente y los del norte, tienen los mejores estándares de vida y el sur del País, los peores. Los informes mundiales del IDH 2020 y 2021 tienen considerado ya el efecto de la pandemia. La COVID-19 se ha cobrado un precio terrible en forma de vidas y medios de subsistencia en todo el mundo y como no se trata de una fase transitoria, la pandemia nos ha abierto la puerta a una nueva realidad -lo que algunos llaman el Antropoceno-, una época definida por la complejidad y la incertidumbre.

El IDH 2022, cuya publicación está prevista para dentro de unas semanas, lleva el título "Tiempos inciertos, vidas inestables: moldeando o diseñando nuestro futuro". El informe examinará cómo cambia la incertidumbre en el Antropoceno, cuáles son los factores que la determinan, qué significa para el desarrollo humano, y cómo podemos seguir prosperando a pesar de ella. El nuevo informe explorará las conexiones existentes entre estos cambios y las desigualdades en desarrollo humano, y en cómo ambos ponen a prueba nuestras sociedades. 

El IDH 2022 profundiza en una conversación centrada en las desigualdades, a la vez que integra otros aspectos relacionados con las transformaciones sociales, los impactos en la salud mental y la polarización política, pero también en las oportunidades. América Latina y el Caribe son una región de grandes contrastes, donde la riqueza y la prosperidad coexisten con la vulnerabilidad y la pobreza extrema. 

La región se caracteriza también por un crecimiento muy volátil y, en promedio, bajo, explicado por una productividad muy baja. Seguramente AMLO descalificará el informe, que sitúa a México en una caída de su IDH y en el incremento de la pobreza en sus tres magnitudes. Con maestría, dirá que es un ataque más de sus adversarios y que en realidad, la gente, como él lo imagina, está feliz, feliz, con pleno desarrollo humano.

* Consejero local del INE