Opinión

300,000 migrantes en México buscando el American Dream

Piense en el Estadio Azteca abarrotado, cuando no cabe ya ni uno más, piense en toda esa energía, piense en toda esa gente…

Avatar del

Por: Luis Cárdenas

Cuando emprendas tu viaje a Itaca pide que el camino sea largo, lleno de aventuras, lleno de experiencias. No temas a los lestrigones ni a los cíclopes ni al colérico Poseidón. Fragmento de Itaca, poema de Konstantino Kavafis

Piense en el Estadio Azteca abarrotado, cuando no cabe ya ni uno más, piense en toda esa energía, piense en toda esa gente… Ahora, multiplíquelo tres veces, tres Aztecas, poquito menos de 300,000 personas, ¿ya los vio?, ¿se imagina cuántas calles llenarían?, ¿se imagina cuántas colonias?, ¿son muchos, no?

La secretaria de Gobernación, Olga Sánchez Cordero, declaraba, hace unos días, que en los primeros tres meses del año, unos trescientos mil migrantes, unos tres Estadios Aztecas, habrían cruzado el territorio por la frontera sur con la intención de llegar a Estados Unidos.

Sánchez Cordero había advertido, hace poco más de un mes, sobre la existencia de una caravana madre compuesta por más de 20 mil personas que llegaría desde Centroamérica, provocando la molestia de Honduras que reclamó al país las palabras de la Secretaría y dijo, además, que tal cosa era inexistente.

En efecto, no llegó jamás una caravana madre, pero sí llegaron, de acuerdo a la cifra de Gobernación, muchos más de 20 mil migrantes, en pequeñas caravanas, solitos, en grupos, caminando, nadando, en camiones, en balsas improvisadas por el Suchiate, en lo que sea.

El Gobierno acepta haber “repatriado” a más de 15 mil personas, un número aún muy menor en comparación a lo denunciado por Sánchez Cordero.

Mientras tanto, en Chiapas, hay más de diez mil seres humanos detenidos en albergues que son, en los hechos, carcelitas, prisiones, establecimientos en donde no se permite salir a los migrantes que, denuncian, viven en condiciones deplorables.

En la estación Siglo XXI de Tapachula, por ejemplo, la semana pasada se escaparon más de mil personas de las casi mil ochocientas que se encuentran “albergadas”, aun cuando el sitio tiene capacidad para apenas 960.

¿Quién se escapa de un albergue?, ¿no sería momento de llamar a las cosas por su nombre?, resulta particularmente preocupante que ante una realidad tan cruenta y tan evidente, el presidente López Obrador insista en que el país podrá ofrecer visas para todos y empleos para todos, alentando así, aún más, las oleadas de personas que llegan buscando sobrevivir.

Peligrosamente, comienza a surgir un fenómeno de focos rojos, el ambiente comienza a enrarecer con pesados humos de odio y discriminación, gran parte de las poblaciones sensibles a la migración, como Chiapas o Tijuana, construyen un discurso nativista que podría encontrar eco y fortaleza en propuestas políticas radicales…

Habrá que cotejar el dato dicho de Sánchez Cordero con más elementos empíricos, trescientos mil seres humanos nuevos en el país representan, de golpe y porrazo, un serio problema en todo sentido, político, económico, social, de salud pública, laboral, etc.
Sean los que sean, hay un hecho incontrovertible, muchos se quedarán, ¿qué haremos con ellos? ¡No se valen utopías!

De Colofón

El ISSSTE al borde de la quiebra, pero con focos rojos también en el tema de pensiones, datos oficiales señalan adeudos de estados y municipios en las cuotas por más de 45 mil millones de pesos. 

En esta nota:

Y tú, ¿qué opinas?