¿Alianza PRI-PAN-PRD? ¡Bravo!

El PAN, el PRI y el PRD, afortunadamente para México, suscribieron una alianza electoral para postular a candidatos comunes a la Cámara de Diputados de cara a la elección federal del 2021.

Avatar del

Por: Francisco Martín Moreno

El PAN, el PRI y el PRD, afortunadamente para México, suscribieron una alianza electoral para postular a candidatos comunes a la Cámara de Diputados de cara a la elección federal del 2021.

Las razones y justificaciones son evidentes: México se encuentra atenazado por una autoridad incapaz, populista e intolerante decidida a destruir nuestras instituciones, empeñada en fomentar la pobreza, estimular la desigualdad, facilitar la expansión del crimen organizado o no, dañar nuestra economía, e impedir el abasto de medicamentos y equipos a los hospitales públicos en el contexto suicida de una estrategia fallida para erradicar la pandemia que ya produce una auténtica consternación en el mundo entero.

La alianza también se justifica aún más, si no se pierde de vista que dicha promisoria oposición se enfrentará a una guerra sucia, a una elección de Estado, en donde el presidente dispondrá ilegalmente del presupuesto federal para comprar voluntades, utilizará las "mañaneras" para atacar a sus opositores aún en contra de lo dispuesto por el artículo 134 de la Constitución, además de recurrir a casi 6 millones de seguidores en twitter y de apoyarse en centenas de "Bots" para degradar y atacar a sus enemigos políticos. ¿Más? Sí: Morena y sus aliados, ya fortalecidos con 3 nuevos "partidos" políticos que obtuvieron su registro gracias a un tribunal federal electoral encabezado por un presidente acusado impunemente de enriquecimiento inexplicable y más inexplicable aún que no se le destituya del cargo. El árbitro electoral se encuentra descalificado para decidir en relación con el resultado de la contienda electoral.

La alianza electoral se hará presente en 158 municipios para lograr el control de la Cámara de diputados. Los nuevos legisladores deberán recuperar el control del Presupuesto de Egresos y cancelar la entrega de recursos públicos destinados a la construcción del aeropuerto de Santa Lucía, a la refinería de Dos Bocas y al Tren Maya. Se debe continuar con el NAICM, suspender sus supuestos programas sociales, opacos y sin reglas de operación, sobre la base de que se dispone de 630,000 millones de pesos del erario para llevar a cabo la compra de votos en las próximas elecciones intermedias del año entrante. Si la idea era erradicar la pobreza, los cálculos más optimistas expresan un incremento de cuando menos 12 millones de pobres en este mismo 2020, por lo que los "programas sociales" sirven para comprar votos, pero no para erradicar la miseria, la primera obligación de un gobierno de izquierda.

La alianza debe llenarnos de esperanza a los mexicanos amantes de la libertad. Se trata de acuerdo patriótico, ya que de fracasar en menos de 6 meses, será mucho más complejo lograr la revocación del mandato en el 2022, para ya ni hablar del 2024. Si en dos años Morena ha destruido nuestro país en casi todos los órdenes de la vida nacional, resulta inimaginable el grado de devastación que lograría en los siguientes 4 años.

Inmovilizar a AMLO en 2021 será el principio de un largo proceso de reconstrucción que nació cuando Coahuila e Hidalgo prefirieron al PRI, de los males el menor, antes que cederle el paso a Morena, a "los emisarios del pasado", empeñados en acabar con México. No se trata de opiniones, ahí están las cifras verídicas, válidas antes del desmantelamiento perverso del INEGI, entre otros organismos autónomos llamados también a desaparecer en los próximos días para facilitar la construcción de un nuevo país de un solo hombre, como si no hubiéramos aprendido nada de la historia patria. ¿Ya olvidamos las consecuencias de instalar otra dictadura mexicana? Un sonoro ¡Bravo! a los aliancistas, valientes y agudos patriotas, a quienes debemos apoyar votando masivamente en junio próximo, obviamente en contra de Morena y de sus pérfidos aliados, mercenarios divorciados de las grandes causas de México. 

Si los integrantes del PRI-PAN-PRD prescindieron de ideologías y de sus plataformas políticas a favor de México, a los ciudadanos nos corresponde llenar las casillas electorales por lo menos con un 70% del padrón federal a favor de la supervivencia de una patria libre, democrática y próspera. Así sea.

Opinión

Opinión en tu buzón

Deja tu correo y recibe gratis las columnas editoriales de AM, de lunes a domingo

8am
En esta nota:

Y tú, ¿qué opinas?