En

En los pasillos del Poder Judicial se comenta que el juez Iván Aarón Zeferín Hernández al parecer es de hule espuma, pues se ha convertido en el más cómodo juzgador para la FGR.

Avatar del

Por: F. Bartolomé

En los pasillos del Poder Judicial se comenta que el juez Iván Aarón Zeferín Hernández al parecer es de hule espuma, pues se ha convertido en el más cómodo juzgador para la FGR. Tan es así que, casuaaalmente, a él le caen varios de los casos que más le importan a Alejandro Gertz Manero.

Ahí está, por ejemplo, el expediente del facturero Víctor Manuel Álvarez Puga y su esposa, la conductora Inés Gómez Mont. Resulta que la orden de aprehensión en su contra fue ampliamente cacareada, pero dos días antes ¡de que fuera emitida! De ese tamaño es la cercanía del juez y la Fiscalía, así como del procurador fiscal, Carlos Romero Aranda.

Y pa' que no queden dudas, el mismo Zeferín Hernández fue quien ordenó la captura del tamaulipeco Francisco García Cabeza de Vaca, cuando ya la Suprema Corte había ordenado lo contrario. Es evidente que el juez no se habría aventado tal desacato, si no contara con la total complacencia de Gertz Manero.

***

El karma también existe en política. ¿Saben cómo se titula la tesis de licenciatura de Manuel Bartlett? Ni más ni menos que: "La obligación del Estado de reparar los daños que cause". Ojalá y todavía tenga una copia, porque este gobierno va a tener que pagar muuuchos daños si se aprueba la reforma eléctrica.

De entrada, México Evalúa advirtió que la contrarreforma afectaría de manera grave el bienestar de la población, al dislocar la economía, el medio ambiente y las finanzas públicas. Por su lado, organismos privados han señalado que habría desabasto de energía y por ende apagones. Y esto golpearía la competitividad de las empresas mexicanas y sería un obstáculo para la llegada de inversiones.

Esas son sólo algunas de las muchas banderas rojas que se han levantado contra la reforma eléctrica. Seguramente Bartlett tiene ya contemplado cómo reparar todos esos daños. ¿O no?

***

Ahora que la mezcla mexicana de petróleo está a 76 dólares el barril, ¿Pemex debería venderlo a 40 dólares para tener sólo una ganancia razonable? Evidentemente no, ¿verdad? Así de incomprensible suena que la 4T, empezando por el propio Presidente, critique a los empresarios por hacer lo que saben hacer: ¡negocios!

Y el problema no es sólo la falta de miras económicas, sino que el mandatario lleva el asunto al franco pleito. De ahí que llama mucho la atención el reclamo de Carlos Salazar de que la IP ha sido más que solidaria con el gobierno. También recordó algo que puede parecer obvio, pero a las autoridades se les olvida: que los recursos para programas sociales y para obras como Dos Bocas salen de los impuestos de las y los mexicanos. Traducción: a ver si ya dejan de patear el pesebre de los contribuyentes.

Opinión

Opinión en tu buzón

Deja tu correo y recibe gratis las columnas editoriales de AM, de lunes a domingo

8am
En esta nota:

Y tú, ¿qué opinas?