Médicos cubanos y el derecho a la salud

Algunos articulistas señalaron que los personajes que llegaron contratados durante la pandemia en el 2020 no eran médicos, sino que se trató de agentes políticos, operadores de base y agitadores profesionales cuya función consiste en formar comités revolucionarios de base en diferentes regiones.

Avatar del

Por: Dr. Éctor Jaime Ramírez Barba

El debate de esta semana ha sido el anuncio -otra vez- del presidente López Obrador de la contratación de 500 médicos cubanos, o más bien dicho, la contratación de “servicios de salud del ministerio en Cuba” para cubrir, dice, la falta de médicos en México.

Algunos articulistas señalaron que los personajes que llegaron contratados durante la pandemia en el 2020 no eran médicos, sino que se trató de agentes políticos, operadores de base y agitadores profesionales cuya función consiste en formar comités revolucionarios de base en diferentes regiones.

Otros ponen énfasis en el costo de la aventura del 2020, donde el Gobierno Federal, el de Ciudad de México y de Veracruz, desviaron 255 millones de pesos a la dictadura cubana mediante un “convenio de colaboración” con el pretexto de pagar por el servicio de 585 “médicos” cuyos títulos simplemente no aparecen, y que significó honorarios por persona de $146 mil pesos mensuales, cuando a un médico mexicano haciendo pasantía en los sitios donde se dice enviarían a estos personajes cobran menos de 2 mil quinientos pesos al mes; o el contrato por honorarios a médicos generales por menos de 14 mil pesos mensuales.

Unos más ponen énfasis en los médicos y médicas cubanos en sí, señalando el desprecio del presidente López Obrador al desconocer lo ya sabido: que el gobierno antidemocrático cubano impone al personal médico, deberes y obligaciones injustificados que violan la dignidad humana y los derechos humanos más básicos y fundamentales; que los castiga con sanciones de ocho años de prisión si no terminan las misiones médicas o que deciden no volver a Cuba; que la Comisión Interamericana de Derechos Humanos ha considerado estas misiones médicas como una forma moderna de esclavitud y que la comunicación de la alta comisionada de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos sobre las misiones médicas cubanas puso de relieve las condiciones de trabajo precarias e inhumanas del personal médico, acusaciones respaldadas por Human Rights Watch y 622 testimonios. 

Por último, muchos abordan que se violan los derechos de los profesionales de la salud mexicanos que egresan de las más de 165 facultades y escuelas de Medicina del país por más de 13 mil por año; amén de un sinfín de médicos especialistas y subespecialistas que están en espera de ser contratados por un salario digno.

Yo quiero hacer énfasis en la medicina centrada en la persona, en el derecho a la salud que tenemos las y los mexicanos de recibir atención médica de calidad, que incluye medicamentos, vacunas, estudios y profesionales de la salud. 

Si por compromisos eminentemente políticos quiere enviarle dinero a Cuba, allá el presidente, le pediremos cuentas. Pero si es por la salud de los mexicanos debiera por lo menos respetar lo establecido por la Constitución, las leyes y la interpretación del derecho a la salud que ha emitido la Suprema Corte de Justicia de la Nación.

1.- Exigiendo se cumpla el artículo 79 de la Ley General de Salud, “Para el ejercicio de actividades profesionales en el campo de la medicina, enfermería, ingeniería sanitaria, nutrición… Se requiere que los títulos profesionales o certificados de especialización hayan sido legalmente expedidos y registrados por las autoridades educativas competentes.

2.- Que los diplomas de especialidades médicas que ostenten sean emitidos por las instituciones de educación superior y de salud oficialmente reconocidas. Y para la realización de los procedimientos médicos quirúrgicos de especialidad se requiere que el especialista haya sido entrenado para la realización de los mismos en instituciones de salud oficialmente reconocidas. (Art. 81).

3.- Que las autoridades educativas competentes proporcionen a las autoridades sanitarias la relación de títulos, diplomas y certificados del área de la salud que hayan registrado y la de cédulas profesionales expedidas, así como la información complementaria sobre la materia que sea necesaria. (Art. 82).

4.- Quienes ejerzan las actividades profesionales, técnicas y auxiliares y las especialidades médicas, deberán poner a la vista del público un anuncio que indique la institución que les expidió el título, diploma, número de su correspondiente cédula profesional y, en su caso, el certificado de especialidad vigente. Iguales menciones deberán consignarse en los documentos y papelería que utilicen en el ejercicio de tales actividades y en la publicidad que realicen al respecto. (Art. 83).

Esto sería lo mínimo que el gobierno debe transparentar para que cada médico o profesional de la salud cubano pueda hacer frente a la responsabilidad médica de atender a los mexicanos y a las responsabilidades si hubiera algún error médico o mala práctica, con las consecuencias administrativas, civiles y penales que correspondan. 

Hay médicos mexicanos suficientes para hacer efectivo el derecho a la salud. No ha contratado el Gobierno Federal ni al 15% de los egresados de licenciatura. No veo la razón para que se contraten profesionales cubanos sin transparentar al menos su calidad.

MTOP

En esta nota:

Y tú, ¿qué opinas?

Te podría interesar