Se unen para visibilizar, informar y concientizar sobre la parálisis cerebral

La parálisis cerebral es una discapacidad que no tiene cura, pero que requiere de tratamientos oportunos para una mejor calidad de vida 

Por: Mayra Córdova Sánchez

La campaña #PonteEnMisZapatos busca visibilizar, concientizar e informar. Fotos: Cortesía.

La campaña #PonteEnMisZapatos busca visibilizar, concientizar e informar. Fotos: Cortesía.

León, Guanajuato. Cada cuatro de mil nacimientos en el país tienen una incidencia de parálisis cerebral, la primera causa de discapacidad infantil. 

En el marco del Día Internacional de las Personas con Discapacidad, las asociaciones APAC, I.A.P, Cerebros en Desarrollo, Academia Mexicana para la Parálisis cerebral y Trastornos en el Neurodesarrollo y Fundación Teletón, se unen en una campaña para visibilizar esta condición de vida. 

Guadalupe Maldonado, directora general de APAC, I.A.P., explica que esta condición se puede dar durante el embarazo, a la hora del parto o después del nacimiento por una broncoaspiración, una fiebre alta o incluso por un accidente, con secuelas a nivel neurológico. 

Es una lesión que es irreversible, pero no progresiva, la parte dañada no va a avanzar, pero generalmente hay secuelas en el ámbito motriz, ya que son niños o jóvenes que necesitan apoyo con andadera, muletas o sillas de ruedas para su movilización, pero también tenemos secuelas a nivel lenguaje, o que necesitan ayuda para alguna otra condición como comer”, explicó. 

La directora de la asociación, destacó que la parálisis cerebral no es sinónimo de discapacidad intelectual, es decir, se puede tener algún cuerpo muy limitado motrizmente, pero intelectualmente puede ser superior de alguien que no la tiene, pero es importante que reciban un tratamiento oportuno e integral. 

Guadalupe Maldonado.

Con la campaña #PonteEnMisZapatos, unen esfuerzos para informar y concientizar de que necesita acompañamiento porque a diferencia de otras condiciones no tiene cura. 

Si bien la parte neuronal que está dañada, está demostrado científicamente que entre más pronto comencemos un tratamiento rehabilitatorio mejores serán los resultados porque en los primeros años de vida, nuestro bebés son como esponjitas y el cerebro es sumamente plástico y puede hacer conexiones neuronales que sustituyan a los de la parte dañada”, explicó Guadalupe. 

PONTE EN MIS ZAPATOS 

APAC, I.A.P, Cerebros en Desarrollo, Academia Mexicana para la Parálisis cerebral y Trastornos en el Neurodesarrollo y Fundación Teletón se unen en la campaña #PonteEnMisZapatos para visibilizar, concientizar e informar con el objetivo de generar una mejor calidad para quienes viven con esta condición y sus familias. 

Tener esta información para poder tener atención médica oportuna, acceder a tratamientos que repercutan en mejor calidad de vida de estas personas y hay organizaciones a las que se pueden acercar para que puedan recibir estos tratamientos”, agregó la directora de APAC. 

La campaña comenzó el 6 de octubre en el marco del Día Mundial para la Parálisis Cerebral para que los niños puedan ser incluidos en las escuelas, los jóvenes en las universidades y los adultos tengan acceso a un trabajo digno bajo un enfoque de derechos. 

También crearon la aplicación gratuita “Atención es prevención”, que se puede descargar en cualquier dispositivo móvil, con la que dan seguimiento y monitoreo para niños que tengan dos cosas muy importantes: signos de alarma y factores de daño neurológicos. 

Cuando tienes un bebé hay que cuidar mucho durante el embarazo, durante el parto, pero después hay que monitorear, cuáles son estos hitos en el  desarrollo que pueden ser condicionantes de discapacidad”, señaló. 

La app ofrece un test de neurodesarrollo para identificar factores de alarma, así como consejos de estimulación. 

Si esto no ha servido hay que acudir con un neuropediatra, con un médico en rehabilitación o a  una de estas organizaciones para hacerles una entrevista porque es es mejor acudir a tiempo y que te digan no pasa nada es un  tema conductual, a que lleguemos a los seis años cuando no logró una inclusión educativa porque si hay un desfase  y un tema que no ha sido diagnosticado”, señaló la directora. 

Para diagnosticar parálisis cerebral se requieren electroencefalogramas, ultrasonidos especiales, potenciales auditivos o visuales y es un protocolo que se tiene que seguir, pero de la mano de especialistas. 

Lo que queremos decirle a todo el público es que atención es prevención y tiene que recurrir a los especialistas no se dejen guiar por lo que les dicen los demás”, concluyó.

En esta nota:

Y tú, ¿qué opinas?