Vivir+

Veneno de caracol, posible remedio contra alzheimer, según UNAM

Según investigadores, el veneno de caracol podría ser el remedio contra alzheimer y el dolor crónico.

Avatar del

Por: Redacción

Veneno de caracol. (Imagen de ilustración).

Veneno de caracol. (Imagen de ilustración).

  • Gracias a recientes investigaciones descubrieron que el veneno de caracoles marinos, podría servir como fármaco.

  • Este veneno podría ser el remedio contra alzheimer y el dolor crónico.

  • El Instituto de Neurobiología (INb), campus Juriquilla, estudia caracoles cónicos o conos y caracoles túrridos.

Ciudad de México.- Según investigadores de la UNAM, el veneno de caracol podría ser el remedio contra alzheimer y el dolor crónico.

Gracias a recientes investigaciones realizadas por la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) descubrieron que el veneno de distintas especies de caracoles marinos, podría servir como fármaco contra el dolor crónico, producido por enfermedades neurodegenerativas, como el Alzheimer y el Parkinson. 

En un comunicado, la institución explicó que el Instituto de Neurobiología (INb), campus Juriquilla, en el central estado de Querétaro, estudia caracoles cónicos o conos (por la forma de la concha) y caracoles túrridos, provenientes del Golfo de México, del Mar Caribe y del Pacífico mexicano.

Algunas afectan canales de calcio y otras provocan somnolencia. En la mayoría de ellos (caracoles marinos) no han sido examinadas las funciones y estructuras de sus toxinas, pero creemos que pueden ser útiles como herramientas moleculares y como modelos para el diseño de fármacos", explicó Manuel B. Aguilar Ramírez, del INb de la UNAM. 

Mediante las observaciones hechas en el laboratorio, Aguilar Ramírez y su equipo de investigación analizaron que existen algunos compuestos moleculares en las toxinas de los caracoles que son capaces de activar la comunicación entre distintas neuronas, que transmiten impulsos nerviosos por medio de la aceticolina. 

Esta neurotransmisión podría ser de ayuda en el control de enfermedades como el mal del Alzheimer y el Parkinson, al atender el dolor crónico, pues las funciones de dichos receptores están disminuidas. 

Entre los hallazgos, los expertos del INb encontraron toxinas con propiedades que podrían potenciar la respuesta de unos receptores de acetilcolina muy específicos, que pueden ayudar con la sarcopenia, una atrofia de los músculos que se desarrolla con la edad.

Con información de El Universal.

FRG

En esta nota:
8am

Recibe gratis por email las 8 noticias esenciales de AM, antes de las 8:00 a.m.

8am

Y tú, ¿qué opinas?