Noticias

Los secretos de Karla Candelas

Además de ser tarotista, Karla estudió Laboratorista Clínico y Diseño de Modas. Actualmente escribe en un semanario de la capital, tiene un programa d

Por:

Karla Candelas, una mujer que es feliz con lo que hace. /Foto: Especiales

Karla Candelas, una mujer que es feliz con lo que hace. /Foto: Especiales

La entrevista con AM se llevó a cabo en un conocido café, que se encuentra ubicado en una hermosa plazuela del Centro Histórico de nuestra hermosa ciudad colonial.
Después de pedir un café, Karla esperó la primera pregunta que se refería a si siendo niña tuvo interés por el esoterismo y que si pensaba que desde entonces se iba a dedicar a ello. Enseguida respondió diciendo que si en la secundaria o preparatoria le hubieran hecho la misma pregunta, hubiera dicho que no, que no se iba a dedicar a esto; incluso, al recordarlo, le causó bastante risa.
Si algo tiene que ver la cuestión familiar, es gracias a su abuela que era medium, es decir clarividente, ella leía las cartas en un lugar que se llama El Recinto. Karla creía que así como su abuelita, todas las abuelitas leían las cartas.
Poco a poco le fue entrando el gusto por aprender cosas sobre este tema en especial, sin embargo, lo veía como un tema interesante, pero pasajero.
Fue hace unos años, precisamente para Semana Santa, que Karla visitó la Feria del Libro y compró un libro que contenía unas cartas de tarot. Ese día, le dijo a su hermana que le iba a leer las cartas basándose en el libro. Al finalizar la primera lectura, ella y su hermana quedaron sorprendidas, pues su hermana no le había hablado sobre lo que acontecía en su vida en el aspecto sentimental y le dijo: Bruja, cómo sabes, y ella respondió: pues por el libro.
Ese día se la pasaron haciendo varias lecturas, y se dio cuenta que seguían saliendo las mismas cartas, igual variaban un poco, pero el significado seguía siendo el mismo. Fue así como se introdujo a este mundo, con la ayuda del libro y de lo que aprendía de su abuela.
En preparatoria, comenzó con otras cuestiones esotéricas como la lectura de la mano, el significado del color y aprendiendo sobre los rasgos de las personas. Al concluir sus estudios del nivel medio superior, su vida dio un giro inesperado.
Karla dice que en la vida, las personas piensan que necesitan de una profesión, por lo tanto siguió sus estudios de nivel superior en la Universidad de Guanajuato, como Laboratorista Clínico. “El destino te jala... al terminar la carrera no me sentía feliz, me sentía vacía”.
Al terminar sus estudios, se fue a trabajar a León en un laboratorio, un día buscó en el directorio algo que le gustara y llamara su atención, entonces se encontró con una escuela de Diseño de Modas. Pensó que seguramente ahí se encontraba su verdadero camino.
Terminó ambas carreras y seguía sintiéndose vacía, decide entonces dejar el laboratorio y se va a trabajar con su papá en asesorías ambientales. Con él, estuvo laborando durante 10 años y de ahí en adelante Karla describe su vida de color rosa.
En ese tiempo manifestó un cambio de personalidad, pues después de ser la niña tímida, este trabajo le permitió ser más abierta y comunicativa con las personas. “Tenía que modificar mi carácter”.
Sin embargo, no dejó su gusto por el tarot y en ciertas oportunidades le decía a sus amistades que les podía leer las cartas.
Karla disfrutaba de su trabajo, pero un día surgió una nueva oportunidad. Fue en un día común cuando a una amiga le dijo que no tenía dinero y ésta la invitó a hacer lectura en cafés de la ciudad. Mientras Karla hacía las lecturas, su amiga se encargaría de invitar a las personas a vivir esta experiencia.
Después de terminar la lectura, algunas personas le pedían su número y poco a poco las personas se fueron comunicando con ella, solicitando una nueva cita.
Karla citaba a sus clientes en cafés, pero con el tiempo, los dueños le dijeron que no lo hiciera porque atraería energía negativa. Ante esto, se le ocurrió la idea de pegar publicidad en las calles y abrir un espacio específicamente para leer las cartas. Karla le comentó a su familia y no le dijeron nada, ella pensó que en algún momento le dirían que estaba loca.
Después de esto, ha recibido invitaciones de diversos medios de comunicación, haciendo su primera aparición en Televisa Bajío. Ante esto, recordó que un Alcalde hablaba en ese entonces sobre los bomberos. A este personaje de la política, se le hizo fácil decir que sólo una vidente podía darles la respuesta; entonces, la televisora contactó a Karla y de esta manera tuvo su primer acercamiento con la televisión.
Después de sus primeras participaciones en televisión, se dio cuenta que le gustaba la interacción que tenía con el medio y tuvo un acercamiento con View Channel. Karla les dijo que quería anunciar en este espacio la lectura de cartas, dar los horóscopos y presentar cápsulas de magia.
Al principio, la idea era mantener su nombre en secreto, debido a que no era bien visto y por lo tanto prefirió dar solamente la dirección. Un día le llamaron para preguntarle su nombre completo y al ver el spot descubre que su nombre aparece en él.
Con el tiempo llegaron nuevas oportunidades para darse a conocer, entra al Canal 8 en un programa matutino para dar los horóscopos. Sin embargo, tiempo después dejan de transmitir este programa y participa en un noticiero llamado “Dicho en Guanajuato”.
Después de participar en el noticiero, decide dejar el proyecto. Luego de unos meses de ausencia, regresa al canal y con el tiempo se va ganando el cariño de la gente y obtiene su propio programa: “Trabajar en el canal me ha dejado muchas satisfacciones”.
Junto con otro compañero condujo el programa “30 minutos de suspenso”, donde hablaban de asesinos seriales y muertes inesperadas. Participó en la primera serie del canal llamada “Cuevanito”, donde actuó como dueña de un table-dance. “La vida es una, es corta, y si me dan la oportunidad de hacer esto, por qué no”, aunque no le gustó la actuación.
Hace cinco años abrió un spa de pies, con la finalidad de ayudar a la gente que tiene problemas de diabetes. “Me gustan los pies y pensé en poner un lugar para dar masajes”. Karla comentó que los pies son un punto del cuerpo donde entra y sale energía y que pasar su tiempo haciendo lo que le gusta, la hace realmente feliz.
Por el momento ya tiene nuevas ideas, como manejar el Reiki, seguir con la campaña de pies sanos que ha trabajando junto al semanario Chopper, donde además tiene dos secciones; la primera de horóscopos y la segunda, “Platicando con Karla Candelas”.
Ahora es feliz con lo que hace y piensa seguir ayudando a las personas que se acercan a ella. “La lectura de cartas inició como un juego, porque no pensaba que esto era lo que me iba a dar para comer”.
Se describe como una mariposa, porque sufrió una metamorfosis: “Mis carreras fueron  un momento de mi vida, fue efímero, pero creo que todo lo que he aprendido me ha servido en la vida”.

En esta nota:
  • vidas