Noticias

Miguel Maldonado comparte su poesía

El poeta y promotor literario enunció varias poesías de su autoría condensadas en dos de sus libros, en la Plaza de los Ángeles.

Por:

Durante 30 minutos el poeta Miguel Maldonado, ley

Durante 30 minutos el poeta Miguel Maldonado, ley

El contacto fortuito con la gente, con un paseante que se sienta a escuchar en medio de la vida cotidiana es una de las bondades y bellezas de una lectura en voz alta al aire libre, apuntó el poeta Miguel Maldonado, también director del Colegio de Puebla y subdirector de la revista de poesía “Uni” de la Benemérita Universidad de Puebla (BUAP).
Lo anterior comentó después de compartir con paseantes y lectores en la Plaza de los Ángeles la lectura de varias poesías.
El poeta y promotor literario, enunció varias poesías de su autoría condensadas en dos de sus libros; Detenimiento y 420 golpes, una de ellas de título Los Lobos y otra en honor a los “oficios tristes” como la minería o la herrería, según comentó.
“El estar inmerso en la ciudad, estar en contacto con las cosas del día a día, es una de las bondades, que haya gente es un milagro, el contacto con el paseante que va pasando y se sienta a escuchar, es una interacción casual que se disfruta”, comentó el escritor.
“Lobo de corazones, Yo llevaba por corazón un lobo como otros en vez de lobo un corazón. El lobo hedonista. Quien se sienta sin lobo, se lime las puntas, rasure las patas y corte la cola, es un lobo hedonista”, versaba el lector mientras en las escalinatas de la plaza una veintena de escuchas permanecía atenta.
Al terminar hubo una petición del público para que hiciera la lectura de uno de sus poemas traducidos al francés, y ante la falta del libro con algún escrito en dicho idioma incluso el solicitante, no tan espontáneo, sacó de su morral la publicación Detenimiento, se la prestó al poeta quien cordial hizo la lectura para luego despedirse.

En esta nota:
  • cervantino