Padre orgulloso de su hija acude todos los días a una tienda a ver su foto; ella es modelo

La carrera de esta joven ya está despegando gracias al apoyo de su más grande admirador. 

Avatar del

Por: Redacción

Padre orgulloso de su hija acude todos los días a una tienda a ver su foto; ella es modelo(Especial)

Padre orgulloso de su hija acude todos los días a una tienda a ver su foto; ella es modelo | Especial

Brasil.- Esta es la historia de un vendedor ambulante de la ciudad de Caxias que todos los días se para frente a una tienda de ropa para admirar la fotografía de su hija, quien se convirtió en modelo.

El señor César Gusmao no pierde oportunidad para pasar por este negocio en donde aparece la joven, pues es su primer trabajo profesional que realiza. En redes sociales se hizó viral este gesto de amor. 

Larissa, había soñado con ser una modelo profesional desde que era una niña y al paso del tiempo se abrió espacio después de clases para incursionar en la industria. Su padre tuvó que doblar turnos para poder pagar las mensualidades y aún así no se perdió ninguna de sus presentaciones. 

Tras varios años de esfuerzo, la joven obtuvó su primer trabajo como profesional al ser contratada por una reconocida marca de ropa por lo que sus fotografías fueron exhibidas en la tienda. 

Su padre se ha emocionado tanto con su logro que ahora se desvía de camino al trabajo para ver el aparador de aquella tienda. Se detiene unos minutos y observa el esfuerzo de su hija materializarse. Está tan orgulloso que incluso se toma algunas selfies con el celular.

Los encargados de la tienda notaron su comportamiento y les pareció algo extraño, por lo que un día decidieron acercarse a él y preguntarle qué ocurría. Él les explicó todo, los empleados sonrieron y le pidieron permiso para compartir su historia en redes sociales.

La publicación de su historia ha sido compartida miles de veces. Larissa dice que ella también se siente orgullosa de su padre y que seguirá trabajando duro para darle la vida que se merece.

En esta nota:

Y tú, ¿qué opinas?