El adiós de Trump

DESDE EL PROYECTOR

Avatar del

Por: Mariano Bouchot

El próximo 20 de enero, Joseph R. Biden, tomará protesta como cuadragésimo sexto presidente de los Estados Unidos de Norteamérica. Esto, como es tradición de Estado en aquel país, se llevará a cabo en las escalinatas del ahora muy célebre Capitolio. El “Inauguration Day”, tendrá toda la atención mediática mundial, resultado del penoso espectáculo acontecido hace unos días en el simbólico edificio, marco de la bienvenida al nuevo mandatario norteamericano.

Donald Trump, anunció con antelación, su inasistencia a dicho evento. Seguramente, él, se dejará fotografiar jugando golf en alguna de sus propiedades, al mismo tiempo en que se da el acto protocolario de la investidura de Biden como su sucesor.

Todo lo que ha paso con el gobierno de Trump, me hace recordar un par de magníficas películas. “All the King´s Men” (Todos los hombres del rey). Existen dos versiones. Ambas basadas en la novela del mismo título, autoría de Robert Penn Warren, quien la publicó por vez primera en 1946, siendo galardonado con el Premio Pulitzer.

Para su libro, Penn Warren, se basó en la vida de Huey Long, gobernador del estado de Luisiana, a finales de los años 20 y principios de los 30. A diferencia de Trump, Long, fue miembro del Partido Demócrata. Pero, al igual que Trump, fue señalado por aplicar supuestas políticas populistas, además de ejercer medidas radicales durante su mandato.

La primera adaptación de cinematográfica de la obra mencionada, se estrenó en 1949. El filme All the King´s Men, dirigido por Robert Rossen, obtuvo el Óscar a la mejor película en 1950. Esta cinta, es parte del acervo del Registro Nacional de Cine de la Biblioteca del Congreso de los Estados Unidos.

Yo prefiero la segunda versión de ese título. Fue estrenada en el 2006. Dirigida por Steven Zaillian. Se trata de una propuesta más realista. La historia nos narra el ascenso político de Willie Stark y su lucha frente al sistema gubernamental y empresarial; además de sus hostilidades con el Congreso por un juicio hacia él.

La historia de Donald Trump como político no terminará el 20 de enero. Ese día, dará inicio otro capítulo que tratará sobre la debacle o no, de uno de los hombres más poderosos del mundo. El que ha sido silenciado por nuevas líneas del poder mediático: las redes sociales.

Trump dejará ya el Despacho Oval de la Casa Blanca, pero difícilmente dejará la vida pública. El mismo que dictaba la agenda global desde Twitter, con sus 88 millones de seguidores en esa red social, buscará y encontrará nuevos caminos para hacer frente a las batallas que le esperan.

ACLARACIÓN                                                
La opinión expresada en esta columna es responsabilidad de su autor (a) y no necesariamente representa la postura de AM Hidalgo.
Opinión

Opinión en tu buzón

Deja tu correo y recibe gratis las columnas editoriales de AM, de lunes a domingo

8am

Y tú, ¿qué opinas?