Opinión

Las Famosas y su comedor sin discriminación

¡QUÉ SABE NADIE!

Avatar del

Por: Rodrigo Estrada

La transexualidad es una de las condiciones que menos aceptación y entendimiento hay, dentro del abaníco de la diversidad sexual. Las personas transexuales son sumamente discriminadas, viendose con oportunidades limitadas, siendo la prostitución una de las actividades económicas más frecuentes para quienes se identifican con una identidad de género distinta a la de su nacimiento, principalmente en el caso de las mujeres trans. Por lo que además de la discriminación que sufren por ser transexuales, se suma la discriminación por ser trabajadoras sexuales.

Hace unos días fue compartido en diversos medios impresos y digitales, el proyecto que han impulsado Las Famosas, un grupo de mujeres transexuales de Toluca, quienes emprendieron la creación de un comedor a bajo costo, para superar los efectos económicos que ha provocado la contingencia. Las mujeres emprendedoras se dedicaban de manera habitual a la prostitución, por ahora han cambiado de oficio incursionando en la cocina.

Preocupadas de no tener ingresos económicos, se organizaron y empezaron a vender comidas completas en 25 pesos, con la intención de apoyarse económicamente y brindar una opción de alimentación a personas de bajos recursos. Iniciaron vendiento de 7 a 20 comidas al días, superando actualmente la cifre hasta las 70 ordenes.

No sólo ha habido comidas a bajo costo, tambien han nacido iniciativas de apoyo, debido a que varios de sus clientes compran una comida extra para compartirla con alguien que no tenga la capacidad para comprar el menú que ofrecen, e incluso, las propias Famosas, regalan varias ordenes para personas en situación vulnerable, con la intención de no dejar a nadie sin comida.

Sin miedo, sin burlas, sin odio, sin amenazas, las Famosas han podido trabajar y tener contacto con cientos de personas que han acudido a su improvisado comedor, mostrando que son tan dignas de tener oportunidades y respeto como cualquier otra persona. Sin importar su apariencia o su identidad, las personas se han acercado a ellas y han comido de sus alimentos. La discriminación ha quedado atrás, al menos en estos días de crisis. Ojalá esta experiencia sirva para que la opinión y persepción hacia este sector de la sociedad, sea distinta y la prostitución deje de ser una opción de salida por las puertas que nunca les han querido abrir.

La doble discriminación que sufren a diario ha sido a causa de la ignorancia y con esta actividad, dan muetra que lo que necesitaban era una oportunidad para mostrar sus potencial. No sé si pasada la cuarentena continuaran ejerciendo el trabajo sexual o establecerán de manera oficial su comedor, pero de lo que estoy seguro es que han ganado una batalla contra la homofóbia.

ACLARACIÓN       
La opinión expresada en esta columna es responsabilidad de su autor (a) y no necesariamente representa la postura de AM Hidalgo.
Opinión

Opinión en tu buzón

Deja tu correo y recibe gratis las columnas editoriales de AM, de lunes a domingo

8am

Y tú, ¿qué opinas?