Opinión

No te metas con los niños... Trans

¡QUÉ SABE NADIE!

Avatar del

Por: Rodrigo Estrada

La Ley de Infancia Trans que han promovido en la Ciudad de México no es para todos, sólo es para quien la necesite, para brindar seguridad legal a las niñas y niños trans, evitando que sean discriminador por no coincidir sus datos oficiales con su identidad de género que expresan a diario.

A inicios de esta semana se hizo tendencia la etiqueta #NoALaLeyInfanciaTrans, cual era promovida por el sector conservador con comentarios cargados de discriminación y desinformación, en especial de quienes simpatizan con los denominados grupos “Pro Vida” o “Frente Nacional por la Familia”. En este caso, los opositores a la Ley de Infancia Trans afirman que quienes la promueven quieren someter a TODOS los infantes a tratamientos hormonales o reasignaciones de sexo.

La ley que se promovió en la Ciudad de México busca que los menores de edad que se identifican con un género distinto al que se les asigno al nacer puedan tener acceso a una nueva acta de nacimiento con el nombre y sexo que se identifican socialmente, esto sin necesidad de someterse a un juicio especial. Para dicha solicitud, el menor de edad deberá acudir con sus padres o tutores con la documentación pertinente, en donde un juez entrevistará al menor para que este manifieste su voluntad de hacer dicho cambio en su acta de nacimiento, asegurándose que el menor lo haga de forma libre e informada.

En ningún momento la polémica ley ha planteado procesos quirúrgicos o reasignaciones forzadas como comentan algunos usuarios de redes sociales, tan sólo es el asegurar el goce de derechos de las infancias trans de la Ciudad de México. El que una persona trans cuente con documentos concordantes con su identidad de género le permite no ser discriminada en las instituciones públicas o privadas en las cuales deba presentar alguna identificación.

El que los padres de una niña o niño trans proteja y apoye a sus hijos en regularizar su identidad legal abre paso a que vivan con una salud mental y desarrollo social más sano, pues no tendrán que pasar tiempo explicando en la escuela porque su hijo o hija tiene un nombre que no coincide con el género que expresa. Al coincidir el nombre y el sexo que aparece en el acta de nacimiento con la apariencia del menor, no habrá necesidad de más explicaciones. Ello dará mayor confianza y podrá evitar que en un futuro el infante deje de estudiar o incluso que pueda cometer suicidio por la discriminación que llegan a ser víctimas en las escuelas. Esta ley será un referente para el resto de los estados de la República Mexicana, como en su momento lo fue el matrimonio igualitario.

Volviendo al Frente Nacional por la Familia, es importante neutralizar los comentarios discriminatorios de este tipo de agrupaciones que difunden mensajes de odio excusados con la bandera de la libertad de expresión. El miércoles de esta semana se celebró el Día internacional de la Memoria Transexual, con el cual se pretende hacer reflexión sobre la discriminación y exigir justicia a las víctimas de homicidio por transfobia. México tiene el segundo lugar en asesinatos contra personas transexuales, provocando que dichas personas tengan una esperanza de vida de 35 años. Permitamos que los niños que hoy se asumen como trans logren llegar a la vejez con todos sus derechos.

Y tú, ¿qué opinas?