¿Se rompió el pacto?

EL DERECHO DE GIL BORJA

Avatar del

Por: Arturo Gil Borja

Apenas, hace 8 días, en este mismo espacio, dábamos cuenta de la petición de distintos grupos y organizaciones sociales, principalmente de mujeres, que solicitaban al Presidente Andrés Manuel López Obrador, romper el pacto, como consecuencia de la candidatura de Félix Salgado Macedonio, a la gubernatura del estado de Guerrero.

En un acto, me parece de honestidad, el propio Andrés Manuel, expresó que desconocía a que se referían las inconformes, con “romper el pacto”, por lo que inclusive tuvo que preguntar (a su esposa), el significado de la solicitud.

Comentó que le pedían “romper con el pacto patriarcal”, pero que él ya había roto un pacto “aún más importante y que tanto daño le había hecho al país, el Pacto por México”.

Con una brillante estrategia, intentó desviar la atención de la petición, pero en esta ocasión, a diferencia de otras, ningún distractor cambió la voluntad férrea de las quejosas, es decir, que una persona acusada de diversas violaciones y abusos sexuales, pudiere continuar al frente de una candidatura.

Después de varios días de infructuosa defensa en favor de Salgado Macedonio, la Comisión de Honor y Justicia, de su partido (MORENA), decidió, que había que reestablecer el proceso de selección, sin suspender los derechos políticos de Macedonio, pero expresando que, en dos días, solventarían la selección.

A unas horas de que se publique la resolución de su instituto político, la realidad es que la respuesta de MORENA, fue políticamente cuidada, pero deja a muchos estupefactos, puesto que, de nueva cuenta podrá participar al acusado en el proceso interno de ese partido.

Por un lado, no violan los derechos de Salgado Macedonio, a participar en una contienda interna, puesto que al día de hoy no existe una sentencia condenatoria, que hubiere causado ejecutoria, en la que se le señale como responsable de los delitos que se le imputan, y por otro, y al más puro estilo de otras entidades, sin presentar encuestas, metodología, ni los datos que den certeza de su proceso, elegirán a otro candidato.

Lo que estamos presenciado es histórico, pero no deja un buen sabor de boca, pues pareciera que, de no ser por la presión social, la política se habría impuesto, y, por tanto, nos deja con la duda de saber, en cuántos casos más, todos los partidos políticos, eligen a candidatos que desafortunadamente, tienen un pasado y fama oscura, pero que se prestan a los intereses personales o de grupo.

La elección del próximo mes de junio, no solo es histórica por el número de candidaturas y cargos que estarán en juego, sino también, porque, en caso de no existir una repartición del poder, tendremos una autoridad hegemónica, en manos de un partido, como hace más de 40 años no se veía, y que traerá por consecuencia, el ver imposición de funcionarios y candidatos, a la vieja usanza.

Será importante, en un ejercicio individual, analizar, por encima de los partidos, a las personas que encabecen las fórmulas, estudiando su historia, la familia de la que proceden, sus costumbres y valores, sin dejar a un lado la capacidad y experiencia.

Los mexicanos tendrán un gran reto, el de no equivocarse en sus decisiones y vivir con las consecuencias por muchos años.

  • Fb: Arturo Gb 
  • Tw: @arturogilb

Por hoy me despido, esperando tus comentarios.

Hasta la próxima.

ACLARACIÓN                                                     
La opinión expresada en esta columna es responsabilidad de su autor (a) y no necesariamente representa la postura de AM Hidalgo.
Opinión

Opinión en tu buzón

Deja tu correo y recibe gratis las columnas editoriales de AM, de lunes a domingo

8am

Y tú, ¿qué opinas?