Nada las frena: Elizabeth y Aline cumplen sus sueños como deportistas en silla de ruedas

Elizabeth y Aline participaron este sábado en la marcha por el Día Internacional de las Personas con Discapacidad donde mostraron sus habilidades en danza deportiva.

Avatar del

Por: Luis Godínez

Nada las frena: Elizabeth y Aline cumplen sus sueños como deportistas en silla de ruedas(Luis Godínez)

Nada las frena: Elizabeth y Aline cumplen sus sueños como deportistas en silla de ruedas | Luis Godínez

Al ritmo de la danza deportiva en silla de ruedas, Elizabeth y Aline superan su condición de espina bífida y representan a Hidalgo en competencias nacionales, una de ellas es medallista de plata en los pasados juegos paranacionales realizados en Cancún.

Este sábado 4 de diciembre, por la mañana, las calles del centro de Pachuca se pintaron de verde fosforescente ante el contingente que caminó por ellas en conmemoración del Día Internacional de las Personas con Discapacidad.

En dicho evento estaban presentes las deportistas Elizabeth Ángeles y Aline Ramos, quienes representaron a Hidalgo durante los juegos paranacionales de este año en Cancún, donde Elizabeth consiguió la medalla de plata en la disciplina de paradanza deportiva.

Para la sorpresa de los asistentes al carnaval de la inclusión, al ritmo de música electrónica y versátil, acompañadas de otras compañeras, ambas mujeres realizaron una pequeña muestra de su rutina que desató los aplausos de cientos de espectadores que se dieron cita en la plaza Independencia de la capital hidalguense.

La rutina consiste en movimientos coordinados entre ambas y sus sillas de ruedas, que van de lado a lado, en diagonal y círculos, mientras siguen el compás de la canción que va desde el género electrónico hasta tropical, donde se muestran siempre sonrientes ante la mirada del público.

Cabe mencionar que algunas bailarinas cuentan con sillas de ruedas que parecen ser especiales para la práctica de la disciplina, pues cuentan con colores deportivos como un rojo brillante, además de tener una ligera inclinación en sus ruedas que les permite más movilidad y agilidad al realizar la rutina.

Con la alegría que caracteriza su baile y el vestuario colorido, pero a su vez cómodo para realizar los movimientos complicados, ambas comentaron para AM Hidalgo la satisfacción que les deja la danza, reflejo de las horas de entrenamiento que se necesitan para ser dignas representantes de nuestra entidad.

Elizabeth Ángeles, de 17 años de edad, originaria del Estado de México pero representante de Hidalgo en la disciplina de paradanza deportiva, es medallista de plata en los juegos paranacionales que se realizaron en agosto en Cancún.

Con una voz amable y una sonrisa como la que luce en sus rutinas de baile, Elizabeth comentó que no lleva mucho tiempo practicando la danza, desde hace un año; sin embargo, las experiencias vividas no las cambia por nada, aseguró.

Las experiencias son muy bonitas, es muy padre lo que se vive en este deporte, incluso para la vida diaria, te deja aprendizajes, a pesar de estar en silla de ruedas vivo feliz como cualquier otra persona”, comentó la deportista medallista nacional.

¿QUÉ ES LA ESPINA BÍFIDA?

La discapacidad de Elizabeth es denominada como mielomeningocele, mejor conocida como espina bífida. Es un problema en los huesos de la columna vertebral que impide su desarrollo completo y limita la movilidad del tren inferior del cuerpo.

Sin importar la discapacidad, Elizabeth dedica mucho tiempo del día al ensayo de sus rutinas, tanto que desconoce las horas invertidas, pero para ella son las suficientes como para aspirar al oro en la siguiente competencia nacional.

Con su vestido naranja adornado con flores rojas, sentada en una silla del mismo color, Elizabeth mandó un mensaje para todos aquellos jóvenes que sufren alguna discapacidad y no se sienten motivados para realizar cualquier actividad que les apasione.

A las niñas y niños solo les digo que lo intenten, a pesar de que estén en silla de ruedas o que tengan alguna complicación, que intenten y sigan sus sueños, ya que se pueden cumplir”, señaló la joven deportista.

ESTOY AGRADECIDA CON HIDALGO

Por su parte, Aline Ramos, proveniente de la Ciudad de México, manifestó su agradecimiento con Hidalgo por permitirle competir en certámenes nacionales, ya que ante la gran demanda que hay en su ciudad por la disciplina de paradanza deportiva, tuvo que buscar nuevos horizontes.

La silla de Aline denota la especialidad que practica, ya que no es común como las demás. Las llantas tienen una ligera inclinación que permite más movilidad y agilidad, que, junto con su vestuario verde con vivos en rosa, la ayudan a perfeccionar su rutina.

Al igual que Elizabeth, Aline tiene espina bífida y lleva poco tiempo en la práctica de ese tipo de danza, pero ya cuenta con más de siete años de experiencia en diferentes competencias a bordo de su silla de ruedas, mismas que le han dejado muchas satisfacciones como conocer a otros deportistas y personas que le han permitido mejorar tanto en su actividad como en la vida.

Estoy agradecida con Hidalgo porque me dio la oportunidad de conocer a otros deportistas, otros entrenadores y a varios jueces. Ya me fui a competencias nacionales y esa experiencia es única para mí”, señaló Aline.

Mencionó que los entrenamientos son de tres a cuatro horas diarias, ya que no solo es un baile en específico el que realiza, sino que es una diversidad de ritmos los que ensaya para encontrar el adecuado para competir.

Para Aline no hay sueño que no se pueda cumplir, siempre y cuando se realice con esfuerzo y dedicación, por lo que recomienda a todos los jóvenes, especialmente los que tienen alguna discapacidad, perseguirlos y luchar para que ninguna adversidad pueda ponerles freno.

En esta nota:

Y tú, ¿qué opinas?