VIDEO. Madre salva a su hijo de ser aplastado por una pared de ladrillos

La mujer se colocó como un escudo humano entre el niño y la pared que caía.

Avatar del

Por: Redacción

Madre salva a su hijo de ser aplastado por una pared de ladrillos(CAPTURA DE VIDEO)

Madre salva a su hijo de ser aplastado por una pared de ladrillos | CAPTURA DE VIDEO

Brasil. - En redes sociales circula un video en el que aparece una mujer que se coloca como escudo humano para evitar que su hijo sea aplastado por una pared de ladrillos. Usuarios han aplaudio el rápido actuar de la madre. 

En la grabación se observa el momento exacto en que la madre yace recargada de un muro con ladrillos sueltos y al mismo tiempo protege a su pequeño. 

Al notar el movimiento de la pared, inmediatamente la mujer se pone de pies pues sospecha que la estructura está por colapsar. Alza los brazos y se pone como escudo humano entre el muro y el menor para impedir que sea aplastado. 

Te puede interesar: Vacacionistas ayudan a un papá para que su hijo en silla de ruedas sienta el mar por primera vez

Los ladrillos caen encima de ella, algunos la golpean en los brazos, los hombros y la cabeza, pero el niño sale intacto del incidente. Luego de que cayeran todas las piezas, la madre levanta al pequeño y se deja caer, exhausta, sobre la pila de ladrillos.

Enseguida llega un hombre a auxiliarlos, al parecer se trata del padre del niño pues lo carga entre sus brazos y consuela ambos mientras se alejan del montón de tierra. La madre logró ponerse de pie y caminar. 

El video se hizo viral después de que fuera compartido por el Sargento Fahur, un político brasileño muy popular en redes sociales.

Valora a la mamá que tienes. Dios con su bondad infinita los llena de valor como si fueran invencibles”, se lee en el mensaje que acompaña al video.

La publicación ha sido compartida en más de 2 mil ocasiones y ha acumulado más de 150 mil reproducciones hasta este momento.

8am

Recibe gratis por email las 8 noticias esenciales de AM, antes de las 8:00 a.m.

8am
En esta nota:

Y tú, ¿qué opinas?