Inflación, tasas, y sexo…

La inflación en México superó el 7%; pero, habría que aclarar que esto es un problema mundial, ocasionado por la escasez de materias primas y productos, la inflación llegaría este año hasta 7.3%.

Avatar del

Por: Alejandro Pohls Hernández

La inflación en México superó el 7%; pero, habría que aclarar que esto es un problema mundial, ocasionado por la escasez de materias primas y productos, la inflación llegaría este año hasta 7.3%. “Esto significa que estamos enfrentando el problema de mayor inflación de los últimos 20 años, sin lugar a duda'', subrayó el subgobernador del Banco de México, Jonathan Heath.

Jerome Powell, presidente de la Reserva Federal, compareció ante el Senado, para responder a los cuestionamientos sobre la alta inflación. Recordemos que La Reserva Federal (el Banco Central), decidió implantar una serie de programas llamados Quantitative Easing, “flexibilización cuantitativa,” que en términos simples consiste en echar a andar la máquina de hacer dinero, para ponérselo en los bolsillos de los ciudadanos, y así reactivar la economía. Esto, unido a la falta de oferta interna y externa, están agudizando la inflación.

Powell respondió que la inflación se genera cuando hay una discrepancia entre la oferta y la demanda. Aunque fue cuestionado por un especialista, evocando la teoría monetarista de Milton Friedman, sobre si el problema era el exceso de dinero circulante. Lo anterior, lo negó y dijo que, si la economía se encuentra en buena forma, se debía el impulso que se dio con los apoyos.

Pero, también anunció que se acelerará el tapering. En el mundo de las finanzas y las políticas económicas, el tapering significa la retirada progresiva de los estímulos y políticas monetarias expansivas de un banco central durante una crisis económica.

Por desgracia, la receta que siguen los bancos centrales en el mundo, para bajar la inflación, es la de la escuela monetarista de Milton Friedman: sacar dinero de circulación, drenar el circulante. Esto se hace aumentando las tasas de interés para que el dinero salga de circulación y se inmovilice en CETES. Es decir, se hará todo lo contrario a lo que se hizo para enfrentar la crisis económica generada por la COVID19, cuando se bajaron las tasas a nivel histórico y se aumentó el circulante. Entonces, Estados Unidos las tuvo a niveles de cero, con la finalidad de que el dinero no lo guardaran en renta fija y generara negocios.

Esto apunta al fin de una tendencia de tasas bajista, para abordar una alcista, que no se sabe con precisión en qué nivel o cuando se detendrá. Por cada 1% de incremento en la tasa de CETES, el costo financiero para el sector público se elevaría en otros 82 mil millones de pesos anuales. También, encarecerá los diferentes créditos que ofrece la banca comercial y enfriará la economía.

Según los expertos, en la última Minuta publicada por el Banco de México, se advierte la preocupación e incertidumbre respecto al futuro de la inflación. Por lo tanto, en sus proyecciones, seguramente deberán de estar considerando más incrementos de tasas para llegar este año, a una tasa objetivo de referencia del 5.25%; y, a finales del próximo año, a una tasa del 6% anual. 

Pero, ¿qué son las tasas de interés? Son el precio que se paga por el uso del dinero, de acuerdo al tipo de inversión y su riesgo. Las tasas de interés bajas ayudan al crecimiento de la economía, ya que facilitan el consumo y por tanto la demanda de productos.  Aunque, habría que hacer notar que actualmente, con inflación del 7% anual y las tasas bajas en CETES del 5%, su capital se está demeritando con una tasa negativa del -2 % anual. Usted pierde, no gana. Entonces, las tasas de interés altas favorecen el ahorro y frenan la inflación, porque disminuyen el dinero en circulación en el mercado y bajan el consumo. 

Otro factor que obliga a Banxico a subir las tasas es que, mayores tasas de interés en el extranjero, también obligarán a elevar las tasas internamente en nuestro país, la FED empezará en el 2022. En México hay cerca de 189 mil millones de dólares de extranjeros, en bonos y CETES, que de no subir las tasas, estos ahorradores volverían a su país de origen, lo que devaluaría nuestra moneda, elevando el costo de los productos importados y presionaría la inflación al alza. 

Un ejemplo del terrible daño que causa la inflación, es Venezuela: En el sistema de colas, por ejemplo, si tienes 10 cosas para vender y hay una cola de 100 personas que quieren esas 10 cosas, entonces como vendedor aumentarás 10 veces el precio. La inflación ahí, para terminar el 2018, fue de un millón %. Se pagaba por un dólar en el mercado negro, hasta 3.5 millones de bolívares. 

La inflación empobrece a los más pobres, es un flagelo para la clase media, un empobrecimiento paulatino para los desprotegidos, que afecta hasta el sexo entre parejas. Pero, ¿qué tiene que ver el sexo con la inflación? Bueno, cuenta la periodista venezolana María Zúñiga que la inflación penetra en la vida cotidiana como la humedad: “Ayer fui a una tienda a buscar un condón; costaba más de un millón de bolívares, y nuestro salario es de 3 millones de bolívares… y, el caso es que, si un paquete de condones te cuesta casi dos semanas de sueldo, te ves obligada a cambiar la manera en la que practicas tu vida sexual.” 

¿Menos relaciones sexuales o abstención? “¡No, no… qué va, nada de eso, al contrario! Debido al ocio y para olvidar sus penas, las parejas se la pasan coge y coge, todo el día, no paran, pero con graves consecuencias.  El sector salud menciona que los índices de embarazos no deseados y las enfermedades venéreas y contagio de VIH han aumentado desde la crisis.”

Entonces, recuerde: Las tasas de interés están relacionadas con la inflación y, a la vez, la inflación tiene relación con costo de los condones, estos con el sexo y éste con los embarazos… y, todo esto, con la economía. ¡Usted dirá!

Opinión

Opinión en tu buzón

Deja tu correo y recibe gratis las columnas editoriales de AM, de lunes a domingo

8am
En esta nota:

Y tú, ¿qué opinas?